Home » advocacy » Comercio justo y sostenibilidad: el papel de las universidades

Comercio justo y sostenibilidad: el papel de las universidades

 

El comercio justo aborda aspectos económicos, sociales, ambientales y de empoderamiento ciudadano. Este enfoque de desarrollo multidimensional se vio reflejado tanto en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (entre 2000 y 2015), como en los actuales Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y la agenda hacia el 2030. De hecho, el movimiento representa, de por sí, una “Alianza Mundial para el Desarrollo” (ODM 8). En la actualidad, en los ODS, se hizo más evidente la necesidad de una convergencia de propuestas y acciones, así como de corresponsabilidad entre todos los actores, públicos, privados y de la sociedad civil, en todo el mundo.

El enfoque de desarrollo del comercio justo siempre ha sido “multi-stakeholders”, con la participación de diferentes actores (productores, exportadores, importadores, compradores, consumidores finales, organizaciones de la sociedad civil, instituciones públicas, academia, escuelas, etc.) a lo largo de toda la cadena comercial. Estos actores trabajan juntos temas comerciales, de sensibilización y de políticas públicas diferenciadas, entre otros. Han construido, desde abajo, una verdadera alianza para el desarrollo o el buen vivir “glocal”. En esta alianza, el papel de las universidades, y sus estudiantes, profesores e investigadores, siempre ha sido muy importante. En América Latina y el Caribe debemos fomentarlo aún más.

Desde el comercio justo trabajamos todos los días para “reducir la desigualdad en los países y entre ellos” (ODS 10), a través de una plena dignificación del trabajo y la promoción de la economía solidaria; y para “garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles” (ODS 12). He aquí el verdadero objetivo del movimiento. La pobreza, las desigualdades, la explotación infantil, los derechos humanos, la soberanía alimentaria, el cambio climático, la sostenibilidad de los suelos, la gestión del agua, y todos los elementos relacionados con los ODS, finalmente dependen de QUIÉNES, QUÉ y CÓMO estamos produciendo, comercializando y consumiendo.

Estos puntos son centrales, y las universidades pueden ser de gran apoyo para investigar y proponer políticas públicas para el fomento de patrones de producción, comercialización y consumo más sostenibles, tanto desde el punto de vista de la producción (producción orgánica, agroecológica y diversificación), como desde el punto de vista del consumo (consumo consciente, ético y responsable).

A través de la red de Universidades Latinoamericanas por el Comercio Justo queremos fomentar nuevos estudios e investigaciones: estudios de impacto, para saber realmente como mejora el comercio justo la vida de los pequeños productores y trabajadores del continente; investigaciones y encuestas para entender el grado de conocimiento sobre el comercio justo y el consumo responsable que tienen estudiantes, profesores e investigadores en las instituciones académicas; investigaciones y estudios de caso sobre resiliencia y cambio climático, y las relaciones con la producción orgánica, agroecológica y diversificación productiva para la adaptación al cambio climático, la sostenibilidad de los cultivos y la soberanía alimentaria.

Para poder profundizar en estos temas, los productores de comercio justo y sus organizaciones necesitan de cada vez más aliados. Esperamos que muchas universidades y centros de investigación respondan a este llamado para investigar, proponer y comunicar otros modelos.